Misión

 

 



Como María y las demás mujeres del Evangelio, primeras testigos de la resurrección, recibimos el encargo de anunciar al mundo que Jesús está Vivo. Ellas son el icono de nuestra misión en la Iglesia y en la Familia Paulina.





El primer ministerio que se nos ha confiado en la Iglesia es el de la oración incesante, que se extiende en la adoración perpetua. Intercedemos por la Familia Paulina y presentamos las necesidades de la Iglesia y de los pueblos. Suplicamos por los apóstoles de los medios de comunicación y para que la humanidad encuentre a Dios manifestado en Jesús, a través de estos medios.
Insertas en la pastoral de la Iglesia, constituimos centros eucarísticos, litúrgicos y sacerdotales. Espacios de evangelización en los que favorecemos una experiencia de oración, formación y acompañamiento, atentas a las necesidades espirituales de las personas que los frecuentan. Los centros de Bilbao, Madrid y Barcelona llevan prestando este servicio a la Iglesia de España desde hace décadas.
En el marco de una cultura de la comunicación, promovemos la formación bíblica, litúrgica y artística, para que la comunidad cristiana viva, ore y celebre en la dignidad y en la belleza y llegue a encontrarse realmente con Dios en cada celebración.

Como partícipes del proyecto de misión unitaria de la Familia Paulina, que consiste en vivir y comunicar a Jesús, Maestro y Pastor, Camino, Verdad y Vida con los medios más rápidos y eficaces que ofrecen las nuevas tecnologías, nosotras reconocemos la importancia de trabajar con estos medios. En los últimos años, el Señor nos ha abierto las puertas a la evangelización a través de internet, la radio y la televisión. Utilizamos internet como un instrumento eficaz para evangelizar a través de la página web (ahora en renovación), y dos blogs se ofrecen materiales de carácter bíblico, litúrgico y oracional.

Nuestra vocación nos asocia a la misión de los ministros ordenados. 

 Acompañamos las vocaciones al presbiterado y colaboramos en su formación. Trabajamos con ellos en la misión pastoral y les acompañamos en situaciones de ancianidad y enfermedad.